Páginas

Follow by Email

domingo, 18 de noviembre de 2012

Hola Don Pepito...

Domingo, lindo día para reflexionar, la hoja en blanco es siempre un desafío…pero la noticia del fallecimiento de Emilio Aragón marca un eje de estas reflexiones; claro, te preguntaras quien fue Emilio Aragón, ese nombre y apellido no te dice nada, pero si te digo “Miliki”…ahí si, se te viene a la memoria clásicas entonaciones del tipo…. Mi barba tiene tres pelos, tres pelos…. o, Hola Don Pepito, Hola Don José, pasó usted por mi casa, por su casa….

Cuantos de mi generación, habrán aprendido a contar con aquella famosa canción…la gallina turuleca, ha puesto un huevo, ha puesto dos ha puesto tres….la gallina turuleca…

Que infancia aquella, donde la tele era sinónimo de diversión y aprendizaje simultáneo, donde tomar la leche era sinónimo del “Capitán Piluso” y su inolvidable compañero Coquito… que monstruo se escondía detrás de aquella puerta….la gomera al cuello es todo un emblema de una generación….

La lucha, por supuesto siempre estuvo asociada al famoso cortito de Martin o alguna tijera voladora de José Luis, o al ancho Rubén Peucelle…

La velocidad con que se vive actualmente, no permite la construcción de ídolos infantiles populares que perduren en el tiempo, salvo honrosas excepciones, los ídolos de hoy solo duran un tiempo menor a una generación, no atraviesa culturalmente generaciones, no solo pasa con los ídolos, pasa también con los libros, juguetes o todo elemento de formación cultural de un individuo…

El superhéroe moderno, no lucha contra el mal encarcelándolo como en cualquier civilización seria, los superhéroes modernos, aniquilan a sus enemigos, los eliminan… no usan lazos de la verdad, anillos fantásticos, visiones de rayos x o oídos supersónicos, usan misiles que aniquilan no solo a sus enemigos sino que producen daños colaterales que son vistos como “necesarios”…

Este tiempo moderno parece que desentona bastante con el gestito de idea o con que gusto tiene la sal…pasear un perro invisible puede ser visto como un acto de locura peligrosa…quizás aquellas estrofas del “Himno” aprendizaje de sui generis nos estén ganando…

Aprendí a ser, formal y cortes, cortándome el pelo una vez por mes y si me alcanzo la formalidad….…..No, todavía estamos a tiempo. Una generación que no olvida su infancia feliz, sus ídolos y su formación, todavía puede soñar con utopías globales..

Hola Don Pepito, Adiós Miliki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario